Biblioteca de la Gastronomía Mexicana
Fundación Herdez

 

La Fundación Herdez, A.C. es una asociación filantrópica sin fines de lucro que fue creada para brindar un servicio a la sociedad civil de nuestro país. Fundada en la Ciudad de México en 1988 por Don Enrique Hernández-Pons. Nuestra sede se encuentra en el Centro Histórico y su campo de acción abarca toda la República Mexicana. Sus objetivos responden a una visión institucional cuya misión y estrategias están orientadas a la realización de proyectos sociales, educativos, culturales, científicos y tecnológicos en el campo alimentario.

La cocina mexicana está considerada como una de las tres más importantes, por ello, la Fundación Herdez consideró la necesidad de recopilar el acervo bibliográfico actual e histórico de la cultura alimentaria de nuestro país en una biblioteca especializada en gastronomía mexicana, la cual abrió sus puertas en 1997.

El proyecto para la formación de la primera Biblioteca de Gastronomía Mexicana en el mundo, le fue encomendado a la Universidad Nacional Autónoma de México en 1994 a través del Programa Universitario de Alimentos (PUAL) y con la asesoría de expertos gastrónomos se inició una búsqueda exhaustiva de bibliografía sobre el tema.

La Biblioteca de la Gastronomía Mexicana se ha trazado como misión no sólo la recopilación de materiales bibliográficos relacionados con la cocina mexicana sino también de otros tipos de gastronomía mundial.

El objetivo principal de este proyecto cultural es promover el uso del acervo documental de la biblioteca para difundir el conocimiento a fin de que sirva como herramienta en la investigación de la gastronomía mexicana, y fomentar con ello el desarrollo de nuevas aportaciones a nuestra cocina.

Las actividades de la Biblioteca además de sus colecciones se han incrementado, al igual que el número de usuarios, ya que al día de hoy ha recibido a 51,709 usuarios.
En la actualidad el acervo de la Biblioteca de la Gastronomía Mexicana cuenta con un total de 4,960 volúmenes, mismo que año con año se incrementa de manera considerable gracias a donaciones o a la adquisición de nuevos materiales.

No obstante, se ha hecho presente la necesidad de complementar el catálogo con temas novedosos y de actualidad relacionados con la gastronomía, la alimentación y la nutrición; así como también la de aumentar la colección de libros infantiles y de nuevas tendencias de la cocina del siglo XXI, para hacer de la Biblioteca un espacio de investigación y difusión constantemente actualizado y completo.